Ojo, se puede colar un 'caimán' / Apunte de Argárico

MURCIA (14 dic. 2013). - Sería conveniente, más que eso, que los aspirantes a gestionar la nueva televisión autonómica regional murciana y, sobre todo, los que figuran en la sombra detrás de quienes aparecen formalmente delante, estuviesen fuera de toda duda. Y que la Guardia Civil y/o la Policía Nacional evacuasen informes previos a la adjudicación no vaya a ser que el narcotráfico vecino (no hay más que Alicante y Almería con costa) se colase en su gestión y así blanquease varios millones de euros a través de la tapadera de un cándido ambiciosillo y fracasado por falta de profesionalidad, arrojo y perspectiva.

Siento no poder ser más explícito pero sí lo suficiente como para pedir la máxima cautela al presidente Valcárcel y a la Mesa de Contratación de la Comunidad Autónoma antes de tomar una decisión, al margen de supuestos criterios ideológicos y económicos. Es preferible dejar desierto el concurso y esperar, que meterse en un jardín de muy difícil salida política, que acabaría con la más mínima aspiración de terminar en el Parlamento Europeo una larga (no podemos decir que brillante) trayectoria política municipal, regional y comunitaria. Y eso tampoco sería justo, todo sea dicho.

En estos casos, se tiene fácil: declarar desierto el citado concurso u optar por quien se conoce como solvente en el sector antes que por las aventuras en que te pueda meter de buen corazón un amigo sin puta idea de lo que lleva entre manos y con quien va, por muy amigo que parezca o se disfrace para la ocasión.

La Región de Murcia no está para escándalos de esta naturaleza y, además, sin comerselo ni beberselo por falta de la adecuada información. Así que la receta a seguir es citar al jefe superior de Policía y al coronel-jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, uno tras otro (aunque presumo que la Benemérita puede ser de mayor utilidad en este caso concreto) y no mover ficha hasta estar muy seguros de que no se nos 'cuela' el caimán en forma de profesional liberal de éxito pasado y sin saber nosotros quien lleva en el 'remolque'.

Porque detrás del frailuno con lejanas referencias murcianas puede haber todo un montaje de blanqueo de actividades presuntamente ilícitas, capaces de contaminar el tramo final de la carrera política de Valcárcel y hacer que la Región pase por un ridículo más al no hacer las cosas medianamente bien.

La fotografía del actual presidente de Galicia con quien no debe, y por muy 'delfín' de Rajoy que fuese en la sombra, le ha costado ya una prometedora carrera política a Alberto Núñez Feijóo, por alternar en su día con narcotraficantes de todos conocidos allí.

Que el presidente Valcárcel no se meta ahora un gol en propia puerta a pase de quien menos se lo espera. Advertido queda de que debe hacer las cosas como obligado está a hacerlas después de veinte años de experiencia en el cargo. Apelo a nuestro común amigo Joaquín, el concejal, para que le persuada de que no se precipite porque algún insensato juegue a confundirlo a instancia de su principal adversario político interno, ese corrupto llegado de Orihuela vía Salamanca.

Fuente: Murcia Confidencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El comentario sera publicado tras su aprobación. Gracias.